Uso de cookies
Al navegar por nuestra web, autoriza el uso de cookies. Más información aquí
SÍGUENOS:
SESIONES CLÍNICAS

Juan Gonzalo Carracedo Rodríguez
Diplomado en Óptica y Optometría por la ...

Javier González-Cavada Benavides
Optometrista, con Máster en Optometría Clínica ...

José Luis Hernández Verdejo
Grado en Óptica y Optometría y doctor en ...
Segmento anterior
Sábado, 9 de abril de 2016
De 17:30 a 19:30 horas.
Salas N-101, N-102 y N-117+N-118
RESUMEN
Imagina que te invitamos a surcar los 7 mares lagrimales sobre la extensa superficie ocular y más allá de los confines palpebrales. Allí veremos olas teñidas de fluoresceína en cascada, costas con forma de mapas sin descubrir, territorios erosionados por la acción del viento y la intemperie. ¿Cómo actúa un optometrista aventurero ante semejante situación de peligro?

Ahora subimos a bordo de una lente escleral y navegamos por el mar lagrimal. ¿Cuánto oxígeno nos queda para sobrevivir capitán Sparrow? Después veremos cómo la presión que ejerce la lente sobre la córnea ha cambiado el entorno y los defectos de graduación han desaparecido. Hemos conseguido visión clara en nuestro intrépido viajero ¿Cuánto tiempo aguantará viendo así?

También conseguiremos viajar al interior de la cámara anterior y veremos pigmento fluyendo desde las profundidades formando un torbellino que acaba depositándose sobre las paredes del endotelio. Necesitamos saber si los conductos de desagüe están abiertos antes de que se produzca un bloque irreversible con consecuencias nefastas para nuestro nervio óptico. ¡Alarma! ¡La presión intraocular está elevada! ¿Qué hacemos ahora? ¿Cómo podemos mantener la supervivencia de nuestras células? El endotelio está fallando Capitán, no puede sacar más agua, la córnea se hincha. Sobreviene el desastre….

Todas estas situaciones ficticias ocurren realmente en la superficie y el interior de nuestros ojos. El equilibrio hídrico, la presión que ejercemos con una lente de contacto, los cambios de la superficie ocular y del borde palpebral en ambientes secos o la consecuencia de la descompensación endotelial son algunas de las situaciones que revisaremos mediante la presentación de una serie de casos clínicos reales.

No te lo pierdas, comparte con nosotros este trepidante viaje.

Volver